A TRAVÉS  DEL DECRETO 58/2018 EL GOBIERNO NACIONAL DEROGÓ LA PARITARIA NACIONAL DOCENTE

“A través del decreto 58/2018 el Gobierno Nacional derogó la paritaria nacional docente lo que significa un grave retroceso que perjudicará a los millones de docentes de todo el territorio nacional ya que el aumento que puedan recibir los docentes dependerá pura y exclusivamente de lo que cada provincia quiera otorgar ya no se tendrá en cuenta el piso de aumento fijado por nación. Con está medida hemos retrocedido 30 años en el pasado”. Denuncian desde FESICH SITECH Castelli. 

Gobierno firmó decreto que desactiva el argumento para convocar a la paritaria nacional docente

A través del decreto 52/2018 publicado este miércoles en el Boletín Oficial, el Gobierno modificó la reglamentación del artículo 10 de la ley 26.075 de Financiamiento Educativo con dos consecuencias para la relación con los gremios docentes. Por un lado busca derribar el argumento que utilizan los sindicatos para el llamado a la paritaria nacional y además procura “igualar” la representación gremial en los mesa de discusión nacional, que en la práctica significa recortar el poder de acción de Ctera en ese ámbito.  

Según fuentes oficiales consultadas por ámbito.com el nuevo decreto modifica la reglamentación de ese artículo puntual que habla de un convenio marco sobre condiciones laborales, calendario educativo, salario mínimo docente y carrera docente. La discusión está en lo referido al salario mínimo docente que es tomado como argumento paritario por los gremios mientras que para el Gobierno solo se trata “un ámbito de discusión”. “Si hubieran querido armar una ley de paritarias la hubieran hecho”, explican. 

“Esta interpretación llevó al fracaso del propio espacio que planteaba el espíritu de la ley”, aseguran, al tiempo que recuerdan que en los dos últimos años del gobierno de Cristina de Kirchner la paritaria nacional se fijó por decreto, para advertir que esa mesa no se usó como paritaria.  

En suma, se modifica el decreto reglamentario (457/2007) de un artículo de la ley de financiamiento educativo. “Ponemos claras las pautas de los temas que se van a tratar en el convenio marco”, aseguran al tiempo que se realiza una salvedad en lo referido al salario mínimo docente para dejar por sentado el acuerdo con los gremios alcanzado en 2016 en donde se fijó que el salario mínimo de los maestros debe ser 20% superior al Salario Mínimo Vital y Móvil.  

Con esta movida el Gobierno busca desactivar el pedido de paritarias nacionales que los gremios vienen reclamando desde la finalización del ciclo lectivo 2017 y cada inicio de año desde la llegada de Cambiemos al poder. Los gremios realizan ese reclamo para usarlo de base para las discusiones que se hacen distrito por distrito, pero desde el oficialismo resaltan que en definitiva lo que se acordó con el salario mínimo debe aplicarse a ese rango y no la suba salarial en general.  

“Creemos que este decreto termina cerrando el tema y apunta a recuperar ese espacio para hablar con los gremios todas estas cuestiones que no tienen que ver con los salarial”, dicen para referirse al calendario educativo y las condiciones de trabajo. Cabe recordar que esa instancia se reunió por última vez en 2016 cuando se fijó el salario mínimo docente. 

Como segunda parte, el decreto plantea que la distribución de los sindicatos con personería nacional en esa mesa sea igualitaria. “Lo hacemos así porque consideramos que es un convenio marco y no una paritaria”, insisten. Cabe recordar en esa mesa la gremio docente nacional Ctera tiene mayor representación con 5 miembros mientras que el resto contaba solo con una. Con esta medida buscan replicar lo que sucede con las negociaciones con los docentes universitarios en donde cada gremio tiene una representación. 

“No debería haber muchos enojos por la representación porque fue una demanda de muchos sindicatos”, advierten las mismas fuentes. Sin embargo habrá que ver la reacción del gremio que comanda Sonia Alesso. De hecho, durante la última junta ejecutiva de Ctera realizada días atrás, el sindicato reiteró el pedido de que se convoque a la “paritaria nacional docente como establece la ley de financiamiento educativo”, a la que definieron como una “herramienta que ha servido para ir mejorando la situación salarial y laboral de los trabajadores de la educación”.  

“Si el Gobierno nacional continúa con esta falta de diálogo con los sindicatos de la educación, la situación se agravará en el 2018”, habían advertido y responsabilizaron de la situación al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro. Por lo pronto, se esperan fuertes críticas de los gremios ante esta medida.