Mató a su padre de un escopetazo luego de una discusión

escopeta

Un hombre de 60 años fue encontrado sin vida el miércoles por la noche en el interior de su vivienda ubicada en la colonia agrícola La Florida, a unos 25 kilómetros de Castelli. Se trata de Juan Pedro Resler, quien habría sido asesinado por su propio hijo de 36 años de un disparo con una escopeta calibre 16, tras una fuerte discusión familiar.

Según confirmó la policía de Castelli, se tomó conocimiento del hecho alrededor de las 21.30 del miércoles. Inmediatamente se constituyó en el lugar un móvil policial conjuntamente con la unidad de Bomberos quienes constataron que en el patio interno de la vivienda ubicada a unos 30 metros de la Ruta Provincial Nº 9, se encontraba el cuerpo del hombre tirado sobre un sillón, sin signos vitales.

La escopeta que habría usado el hijo para ultimar a su padre.
En las inmediaciones se secuestró un machete de unos 60 centímetros de largo, mientras que en el interior de la vivienda, en uno de los dormitorios, estaba una escopeta de un solo caño marca Centauro, con una vaina servida calibre. 16 en el interior.

Además se encontró una remera que pertenecería al presunto parricida, según confirmaron las fuentes a NORTE.

El operativo prosiguió con la intervención de la perito del Poder Judicial, Mónica Ojeda, quien realizó levantamiento de rastros y huellas, previo al secuestro de dichos elementos.

Al lugar del hecho se hicieron presentes, el jefe policial local Miguel Alberto González, personal de la División 911, conjuntamente con efectivos de la División Bomberos de esta ciudad.

Una conversación fatal

Según investigadores, todo indica que el autor del crimen es L.A.R. de 36 años. Al parecer, la muerte fue el desenlace de una fuerte discusión que mantuvieron padre e hijo, en circunstancias en las que se encontraban solos en el interior de la vivienda.

Los propios familiares de la víctima le reconocieron a la policía que este tipo de discusiones mantenían con frecuencia, llegando en algunas ocasiones a agredirse físicamente. También comentaron que ambos consumían asiduamente bebidas alcohólicas, y que muchas de esas discusiones se producían en esas circunstancias.

En esta oportunidad, el presunto homicida, aparentemente estaba alcoholizado, e incluso le habría confesado a un personal de salud púbica que fue él quien cometió el crimen. Hasta ahora, es el único detenido que tiene esta causa.