Wichis cortan el acceso a Nueva Pompeya en reclamo del título de propiedad de la Reserva Grande

La comunidad wichi reclama que se retire el mural que muestra un aborigen arrodillado ante un cura, "muestra sometimiento", señalan.

La comunidad wichi reclama que se retire el mural que muestra un aborigen arrodillado ante un cura, “muestra sometimiento”, señalan.
 Desde hace casi dos semanas el acceso vehicular de ingreso a Misión Nueva Pompeya está restringido por una protesta de la comunidad wichi. Piden al gobierno provincial que se entreguen los títulos de propiedad de la Reserva Grande, algo que, aseguran, fue prometido “hace años”
La medida de fuerza, que concretan desde hace trece días los vecinos nativos de Pompeya, comprende el corte total del tránsito vehicular por la ruta de acceso a la localidad por un lapso de doce horas, levantamiento parcial o retorno del corte.
Américo Quiroga, referente wichi e integrante del MIJD reclamó “Que el gobernador cumpla con la entrega del título de propiedad de la Reserva Grande. Además pedimos tener una juez de Paz que no discrimine en Misión Nueva Pompeya a los pueblos originarios y, como último punto, que se quite o se modifique el mural de acceso a la localidad en el que se observa a un aborigen arrodillado ante un sacerdote”.
“Las imágenes muestran el sometimiento de los pueblos originarios y eso tiene un significado muy malo para nosotros”, afirmó Quiroga.
 A estos tres puntos, añaden el reclamo por la puesta en funcionamiento del Juzgado Multifueros “cuya obra ya fue finalizada en el mes de marzo pero hasta ahora las causas judiciales siguen siendo jurisdicción de Juan José Castelli, además de solución a las problemáticas de atención a la salud pública”
Los cortes ya provocan serios inconvenientes en la provisión de insumos a la localidad y también complica el paso de los docentes a las escuelas que funcionan en la zona rural “lo que significa que los comedores de esos establecimientos escolares tampoco están dando la ración de comida con la que se alimentan cientos de chicos”, agregó uno de los tantos docentes que no pueden llegar hasta su lugar de trabajo por el corte.
“Vamos a seguir en la ruta hasta que nos escuchen y tengamos las soluciones a los pedidos que hacemos”, insisten desde la comunidad wichi.