Zika, el nuevo virus que transmite el Aedes aegypti

Dengue, chikungunya y el “nuevo” zika hacen que se refuercen las acciones de prevención.

Advierten que por clima, sube riesgo de virus transmitidos por mosquitos.

El pronóstico de lluvias para los próximos días sumado al aumento de la temperatura propio de la primavera encendió las alertas sanitarias frente al riesgo de dengue, chinkungunya y de un virus llamado “zika”, que por primera vez llegó a Brasil y que también es transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Por tal motivo, el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires insistió en que la población tome medidas que previenen el desarrollo del insecto.

“La transmisión es a través del mosquito, de modo que si lo combatimos evitamos las tres enfermedades”, remarcó el ministro de Salud de Daniel Scioli, Alejandro Collia. Es que en Brasil, comenzaron a detectarse casos de zika, un virus que antes solo se localizaba en Asia y África, y que si bien no reviste riesgos severos como el dengue, puede provocar fiebre leve, sarpullidos que suelen comenzar en la cara y se extienden al resto del cuerpo, dolores en las articulaciones, en particular en las manos y pies y dolor muscular, de cabeza y conjuntivitis

“En 2014 aparecieron algunos casos en Chile y este año hubo notificaciones en Brasil, de modo que si eliminamos los criaderos de mosquitos no solo estamos previniendo el dengue que puede ser mortal, sino también la fiebre chikungunya y el incipiente riesgo de zika”, precisó el director provincial de Atención Primaria, Luis Crovetto.

Como no hay vacunas y medicamentos que curen ninguno de estos virus, los tratamientos consisten en aliviar el dolor y bajar la fiebre, precisaron los especialistas.

La única manera de frenar el desarrollo del mosquito transmisor depende de las medidas tomadas en el domicilio, porque el insecto se desarrolla en ámbitos domésticos, donde tiene cerca su principal fuente de alimentación: la sangre humana.

La hembra del mosquito deposita sus huevos en cualquier objeto que sirva como tal, como una cáscara de huevo, una tapa de gaseosa o el hueco de un neumático, por ejemplo. Cuando llueve y esos recipientes acumulan agua en un clima templado, se generan las condiciones propicias para que esos huevos de mosquito eclosionen y los insectos nazcan.

Sin embargo, existen siete medidas sencillas para evitar la propagación del Aedes aegypti:

-• Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua, como latas, botellas y neumáticos, entre otros.

• Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve, como baldes, palanganas y tambores.

• Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada tres días.

• Mantener limpias y cloradas las piscinas.

• Desmalezar patios y jardines y destapar los desagües de lluvia de los techos.

• Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

• Utilizar repelente y mosquiteros para evitar la picadura de mosquitos.(Ambito)